La Piel Verde y Púrpura del Mundo

paulo da costa

traducción de Mirta Rosenberg

 

Monte das Lameiras, patio, tres semanas

Querida mía:

La mañana bosteza y suspira a través de los pulmones de los pájaros. Las armonías funden el delgado velo de escarcha que cubre el suelo. Empiezo el día en la escalera del frente, en bata, soplando burbujas de jabón.

Anoche llamaste por teléfono. No estarás en el aeropuerto de Pearson para recibirme sino en Victoria, visitando a tu tía.

En este rincón de Europa el sol brilla a través del azul invernal. Las naranjas fulgen en los árboles y los kiwis se redondean en los sarmientos. Toda esta fruta no basta para tentarme a permanecer aquí.

Han mudado el mirlo a una jaula más grande desde mi última visita. Salta de una percha a otra siguiendo un trayecto fijo y es presa de una agitación frenética cada vez que me acerco a la jaula con mis pantalones rayados de color lila.

¿Alguna vez te diste cuenta cómo los ojos siguen a la burbuja que asciende, flotando, la más grande y colorida, e ignoran a la burbuja que cae enseguida? A veces, pocas, la burbuja flota cerca del suelo, mucho después de que las otras han estallado. Burbuja y suelo se topan frente a frente.

Si se revuelve la varita púrpura dentro del recipiente plástico, un simple suspiro crea mundos exquisitamente redondos. ¿A eso se refieren cuando hablan del Creador, en un trono, en alguna parte, expandiendo el universo?

Beijos

Chana

a am:

Las burbujas vuelan alto entre las urracas. Las urracas viran y se zambullen, se acercan a las burbujas y sueltan gritos. Sus alas hacen viento, arremolinan las burbujas. Pájaros y burbujas. Un tango.

Regreso hoy y lo últimos seis años no irán a buscarme al aeropuerto. Si el avión cae a través de la nube, ¿en qué mano acopada caerá una gota de lluvia?

Recién es enero y el mirlo ha empezado a lanzar al aire sus primeras notas cristalinas. Una flor no espera a nadie, estalla en el labio del ciruelo. La primavera ha llegado inusualmente temprano. Incluso aquí.

Los ciruelos y los cerezos están confundidos por las señales del calor y muestran sus tiernos pétalos al mundo. Es un lenguaje predecible. Está en las raíces. En la memoria. Nadie les advirtió nada. Los tiempos han cambiado. Dormían durante todo el invierno. Algunos árboles nunca pierden las hojas verdes. Papá teme otro año terrible. Heladas súbitas filtrándose solapadamente en marzo para quemar la piel del mundo.

Beijos

Chana.

(…excerpt)

traducción de Mirta Rosenberg

This entry was posted in Translations. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.